El Museo de las palabras

En la encantadora localidad catalana llamada Jafre, existe un singular acontecimiento poético conocido como El Museo de las palabras. Fue fundado en noviembre de 2013,  al borde del canal de riego paralelo al Rio Ter en los restos del muro del lavadero municipal. Se trata de una creación producto de la inventiva de un escritor y crítico de arte argentino, radicado desde 1975 en Londres: Mario Flecha.

El Museo de las Palabras es una  institución nómade que difiere de los tradicionales establecimientos al no  tener como base una ubicación reconocible más allá de su piedra fundamental. Es, más bien, un espacio en todas partes, donde las 30 letras del abecedario  se combinan para construir un lenguaje infinito.
Como nos lo explica el propio Flecha, “es distinto de los museos o bibliotecas tradicionales, donde se preserva el pasado en papeles,  sobre estantes en orden alfabético, encerrados entre cuatro paredes. Nuestro museo no tiene ni paredes, ni estantes , y tampoco ningún libro  es decir no intenta perpetuar  el ayer.  Está interesado en las palabras, en ese instante que dejan de ser una aspiración y el sonido se transforma en lenguaje para luego perpetuarse en el tiempo”.

Comments

Popular posts from this blog

Roberto Arlt y la traducción de autores latinoamericanos, objeto de análisis en el Instituto Cervantes

Un frustrante experimento programático

La novela de los hijos